Nunca ignores el llamado de la inspiración

inspiracion

Cuando se trata de expresarse, unos somos mejores hablando y otros escribiendo. Existen personas que dominan las dos artes. Pero en definitiva, para transmitir nuestras ideas- no importa el medio- siempre es necesaria la inspiración, y éste es el tema que me atañe hoy.

Mi inspiración es un caso bien serio, no sé si clínico (espero que no) pero lo cierto es que cuando ella me visita no puedo ignorar su llamado. Tratar de hacerlo, es pasar al menos dos horas en la cama dando vueltas como un bistec, con mi mente a toda máquina.

Resulta que no hay momento más inspirador para mí que la madrugada. Ideas brillantes y textos magníficos irrumpen en mi mente como olas rompiendo contra los riscos. Heme aquí, a las 2 de la madrugada, plasmando en este papel virtual mis pensamientos sobre mi desvelada inspiración. Aunque no lo crean, ayer traté de escribir sobre esto mismo a las 10 de la mañana y sencillamente no podía teclear, ni hilar ninguna idea. ¡Inspiración cero!

Una de las definiciones de la Real Academia Española sobre el término Inspiración es “efecto de sentir el escritor, el orador o el artista el singular y eficaz estímulo que le hace producir espontáneamente y como sin esfuerzo”. Para unos la inspiración es posible con música, para otros simplemente el silencio es la norma, para mí el estímulo espontáneo y sin esfuerzo de ideas llega cuando todos están entregados en los brazos de Morfeo. Muchas veces la ignoré porque sencillamente no tenía la voluntad para dejar la comodidad de mi cama. Horas después me sentaba en el ordenador a plasmar el atacazo creativo de la madrugada y ¿qué creen? Todo había quedado en el olvido.

La inspiración no es don, es un momento. Porque todos somos capaces de concebir grandes proyectos. No es algo que podamos forzar pero sí es un instante que podemos entrenar. Recuerdo que cuando comencé a cursar el sexto grado de educación básica, mi hábito de estudio era levantarme a leer cuando todos dormían. Desde ese momento, toda mi preparación académica estuvo regida por esa norma.

Los seres humanos estamos hechos de costumbres, de hábitos, de rutinas y, en este sentido, nadie mejor que tú conoce cuáles son tus límites y capacidades. Haz un espacio en tu mente y entrénala para buscar un estado de tranquilidad donde seas el protagonista de grandes ideas.

Lo cierto es que aprendí que nunca debo ignorar el llamado de la inspiración, porque es justo en ese momento que pueden surgir ideas que pueden cambiar mi historia. Desde entonces, tengo cerca una libreta de anotaciones, si la pereza no me deja llegar hasta el ordenador, pongo todo en papel.

Y miren si la inspiración es un momento tan mágico y genuino que hace unos años, mi admiradoEli Bravo pasó por un proceso transformador a bordo de un viaje en velero por el Mar Caribe, donde nació esto que hoy conocemos como http://www.inspirulina.com

Fuente: www.inspirulina.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s